Sobre Nosotros

Nuestra Historia

Fundada en 2014, Zona Protegida SL tiene su origen en un proyecto originado de la colaboración de varios expertos del sector de la seguridad con experiencia de hace más de 15 años.
En ZoPro – Zona Protegida trabajamos y asesoramos a nuestros clientes desde la fase inicial del proyecto y suministro, evaluando y realizando un estudio de los riesgos para poder diseñar y adaptar la mejor solución a cada particularidad o inconveniente, hasta su finalización: la instalación del sistema. Adaptamos el producto al cliente y no al revés. Es por ello que podemos decir que damos un SERVICIO INTEGRAL adaptado que cubre todas (y solo) sus necesidades, con trato humano y personalización en los sistemas.
Poseemos un amplio departamento de servicio técnico que se dedica al mantenimiento de los mismos. También elaboramos protocolos de seguridad personalizados para los clientes que lo soliciten.
Desarrollamos proyectos en todos los sectores, tanto a nivel industrial como particular. Nuestras soluciones reales ayudan a nuestros clientes sin importar su área de especialidad: pequeñas y grandes empresas, viviendas particulares, comercios o establecimientos.
En nuestra empresa damos mucha importancia a la formación de nuestro equipo para que este esté confeccionado por un grupo de profesionales altamente cualificado, preparados para adaptarse a las últimas innovaciones que nos va exigiendo el mercado y saberlas adaptar a cada cliente. Garantizamos el diseño de las soluciones más adecuadas junto con la tecnología más avanzada en el campo de la seguridad.
– EL EQUIPO DE ZONA PROTEGIDA

Zonas de actuación

Empresas que ya confían en nosotros

¿Cómo hacemos la instalación de tu sistema de videovigilancia?

Contacta con nosotros para recibir un estudio completamente personalizado, sin compromiso

Asesoradme sin compromiso

Estos son nuestros casos con necesidades especiales – Te contamos cómo hemos ayudado a nuestros clientes

El cliente quería instalar un sistema CCTV para estar al tanto de todo lo que ocurría en su negocio. Tras un estudio preliminar, le recomendamos un sistema más actual y sofisticado, que le permite acceder a imágenes en directo aunque no se encuentre en las instalaciones. Se instaló un sistema de cámaras, cada una adaptada al espacio en el que se debía colocar: cámaras pequeñas y discretas en oficinas y espacios reducidos, cámaras de largo alcance en el perímetro del recinto y cámaras estratégicamente apuntadas a zonas de alto interés. Se instaló una cámara con detección de movimiento apuntando a una puerta con acceso restringido, y un control de accesos en la puerta principal para que los trabajadores registren el inicio y el final de su jornada, cumpliendo además con la normativa vigente.

El problema de este cliente, propietario de una tienda de ropa, es que sufrió un intento de robo en su comercio mientras el dependiente se encontraba en el interior del local. Contaba ya con un sistema de alarmas, pero solo estaban activas durante el tiempo que la tienda se encontraba vacía. Contactaron con nosotros para poder estar tranquilos de que su negocio, además de sus trabajadores y clientes, estaban seguros en cualquier momento. A pesar de estar interesados solo en un sistema de alarmas, le recomendamos complementarlo con cámaras de vigilancia. Ahora cuentan con grabaciones de imágenes de alta calidad, por lo que si vuelve a ocurrir algo similar, podrán utilizarlas para encontrar al asaltante. Esas grabaciones constituyen además una prueba judicial válida si deciden emprender acciones legales.

Nuestro cliente es propietario de una finca rústica en Vallirana, de unas 10 ha de extensión. Su objetivo era proteger el perímetro del terreno y por supuesto también su hogar con un sistema de cámaras, con el requisito de que fueran cámaras WIFI e IP, para acceder a las imágenes a través de su conexión a internet. Nuestro equipo realizó la inspección inicial y recomendó la instalación de cámaras híbridas, que se conectan a un grabador central y a las que se puede acceder a través de internet, pero que además cuentan con un sistema de cableado analógico. Comparadas con las cámaras IP, que almacenan las grabaciones en tarjetas SD independientes y se conectan solo por internet, son mucho más seguras y cuentan con mayor capacidad de grabación. Así, a pesar de tratarse de un terreno extenso, puede estar tranquilo porque aunque las cámaras sufran manipulaciones o se destruyan, las grabaciones estarían a salvo.